Alarmas para el hogar: protecciones extra

Cuando se trata de protegernos a nosotros mismos y a nuestras familias, nuestras pertenencias y nuestro hogar, todo gasto e inversión está bien justificado. Saber que estamos seguros y que nuestra familia está protegida es para todos un motivo de tranquilidad. Por esta razón es bueno considerar la instalación o implementación de protecciones para nuestras casas que complementen a nuestro sistema de alarma.

Una puerta con mirilla o ventanas enrejadas, si vives en una casa o piso bajo, son básicas para la seguridad, pero a continuación te presentamos algunas opciones más avanzadas que puedes emplear en tu hogar, para sentirte seguro y tranquilo.

Puerta o reja de seguridad

La seguridad empieza por la puerta, por eso nuestra primera recomendación a la hora de implementar protecciones en casa es contar con una buena puerta o reja de seguridad. Estas no son más que una estructura de tubos metálicos recubiertos con un material externo robusto que es prácticamente imposible de atravesar.

Sensores de movimiento

Es una de las protecciones más utilizada en las alarmas para casa. Consiste en la instalación de sensores que al detectar movimiento encienden luces, faros o reflectores. Esta iluminación le permite al propietario estar atento ante cualquier peligro potencial, y puede ahuyentar al intruso al sentirse observado.

Las alarmas activadas por sensores de movimiento, en caso de haber una mascota en casa, han de ser calibradas de manera especial o la alarma saltaría de manera errónea por este motivo. De igual forma no se recomienda la instalación de sistemas de alarmas muy complejos que pudieran resultar difíciles de manejar.

Funcionamiento de alarmas y botones de pánico

Es otra de las protecciones para casas más comunes y con más opciones para elegir. Al valorar la instalación de una alarma es importante tener en consideración su funcionamiento y forma de operar, y a ser posible contar con asesoramiento; muchas veces los propietarios deciden cambiar de sistema al poco tiempo al no ser lo que buscaban en un principio.

En caso de vivir en una comunidad cerrada, un buen complemento en este punto sería contar con un botón de pánico, que permita alertar a los vecinos ante las irregularidades que ocurren en la urbanización.

Cámaras de circuito cerrado (CCTV)

Este punto de por sí solo requiere un artículo aparte para profundizar en todas las opciones y alternativas que ofrece. Aunque en un principio la instalación de este tipo de protecciones para casas era muy caro, con la democratización de Internet y los servicios en línea, en la actualidad son mucho más asequibles.

Las opciones son amplias y van desde las clásicas y costosas cámaras de vídeo, conectadas a una serie de monitores que cubren vistas desde distintos ángulos del perímetro, pasando por cámaras con tecnología “fish eye” (ojo de pez) que rotan para cubrir un mayor ángulo visual, hasta cámaras económicas que se conectan en línea y pueden ser monitoreadas desde el smartphone, tableta o computador personal.

Cerco eléctrico

Una buena opción para aumentar el nivel de seguridad de tu hogar es la instalación de un cercado o alambrado electrificado (de 9.000 a 12.000 Voltios aproximadamente). Se debe instalar en el perímetro de la residencia (techos, muros colindantes con casas vecinas, frente, etc).

Una solución útil para casas de lujo aunque con ciertos inconvenientes. La legislación no siempre permite este tipo de instalaciones.

Ahora que conoces algunas de las opciones disponibles más efectivas y populares disponibles en el mercado para complementar a tu alarma de hogar, es hora de considerar la instalación de una o varias de estas opciones para hacer de tu vivienda un sitio más seguro y tranquilo.

¿DESEAS QUE TE LLAMEMOS?

Te llamará uno de nuestros profesionales para informarte o resolver cualquier duda. ¡Sin compromiso!

Al enviar este mensaje, aceptas nuestra Política de Privacidad.

Deja una respuesta